Si Ella te tiene de la mano no te puedes hundir. Bajo su manto nada hay que temer – San Bernardo de Claraval

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

María es nuestra Madre. Siempre nos protegerá si acudimos a pedirle ayuda. Mostrémonos valientes y confiados en que, a su lado, estamos seguros. ¿Qué madre deja a sus pequeños desamparados ante los peligros? Aunque seamos infieles y no obremos rectamente, podemos pedirle con humildad que nos eche una mano y nos lleve por el buen camino. Con toda seguridad, nuestra petición será atendida.

Anteriores