Olvídate de ti. Fomenta mucho la alegría interior y habla mucho y muy afectuosamente con Él, que está en el Sagrario por ti – San Manuel González, obispo

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

¡Cuánta paz encontramos cada vez que nos postramos ante Jesús, presente en el sagrario! ¡Cuánta fuerza recuperamos para seguir luego caminando por los senderos de la vida diaria! Que las prisas a las que estamos acostumbrados no nos alejen de Él, que nos espera como el mejor amigo. Para que le contemos nuestras penas, para que le hagamos partícipe de nuestras ilusiones, para que le pidamos el apoyo que necesitamos. Jesús no se va, está siempre dispuesto a escucharnos. Acercarnos al sagrario nos hará un gran bien.

Anteriores