La santidad no consiste en saber mucho ni en mucho meditar; la santidad es un secreto: el secreto de mucho amar – Santo Tomás de Aquino

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

Si alguna vez se nos ha pasado por la cabeza que ser santos es estar rezando todo el día frases oraciones de memoria, como papagayos, está en un gran error. Para ser santos, que es la obligación que hemos asumido por ser cristianos, hay que amar. A tope. Al Dios que nos invita a ser de los suyos, es decir, santos, y a los hermanos, porque Él lo ha querido así ya que en éstos debemos ver reflejados el rostro del Señor.

Anteriores