La justicia se defiende con la razón y no con las armas. No se pierde nada con la paz, y puede perderse todo con la guerra – San Juan XXIII

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

Como seguidores de Cristo estamos llamados a promover la paz. En todos los ambientes en los que nos movemos. Convencidos de que con el uso de la fuerza no se impone la razón ni la justicia. Más bien se pierde el sentido de la libertad y la dignidad humanas. Incluso la vida, que es lo más sagrado que Dios nos ha dado. Inyectemos en nuestros corazones el ansia de ser mensajeros de la paz.

Anteriores