El cristiano está siempre lleno de esperanza; nunca puede dejarse llevar por el desánimo – Papa Francisco

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

Normal es que, en ocasiones, nos sintamos desanimados para seguir bregando en la tarea diaria de ser mejores servidores de Dios y de los hermanos; mas no podemos perder nunca la esperanza en que, con la ayuda de quien todo lo puede, conseguiremos sortear esos baches para continuar por el camino correcto y llegar a la meta soñada. No perdamos nunca la esperanza, sino alimentémosla para que nos sintamos más fuertes.

Anteriores