Debo emplear todo mi ser en reconocer a Dios en sus obras y reconocerle por amor – Santa Luisa de Marillac

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

Muchas y grandes son las obras que Dios hace para nuestro bien. La más grande: la inmolación voluntaria de su Hijo para liberarnos de la esclavitud y hacernos herederos suyos. Reconocerlo es nuestra obligación como creyentes. Pregonarlo entre quienes nos rodean es una forma de manifestarle nuestra gratitud.

Anteriores