Se puede pecar contra la verdad lo mismo por omisiones calculadas como por informaciones inexactas – San Pablo VI

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

Vivimos en un mundo donde la verdad es arrinconada no solamente con mentiras deliberadas sino también con medias verdades o con informaciones que no son del todo exactas o van encaminadas a producir una determinada reacción. Los creyentes tenemos una tarea: trabajar para que la verdad se imponga en nosotros mismos y en nuestros entornos, pues solamente así construiremos una sociedad mejor. La verdad siempre nos hace libres y por ello no tenemos que temerla nunca.

Anteriores