Santos Mártires de la Tebaida

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

Conmemoración de los numerosos mártires que sufrieron el tormento en la Tebaida, en Egipto, durante la persecución en tiempo de los emperadores Decio y Valeriano. A estos cristianos, que deseaban morir pronto por Cristo traspasados por espada, sus crueles perseguidores, pretendiendo más bien degollar sus almas que sus cuerpos, retardaron su muerte lo máximo posible, sometiéndoles a una larga serie de tormentos († hacia el año 250).

Otros santos del día:

• Conmemoración de los santos Prócoro, Nicanor, Timón, Pármenas y Nicolás, prosélito éste de Antioquía, que fueron de los siete elegidos por la multitud entre los discípulos por considerarlos llenos de Espíritu y sabiduría, y a quienes los apóstoles impusieron las manos para que se dedicaran a atender a los pobres († s. I).

• En Roma, san Víctor I, papa, africano de nacimiento, que fijó para todas las Iglesias la celebración de la fiesta de Pascua en el domingo que sigue inmediatamente a la Pascua judía († hacia el año 200).

• En Mileto, en la región de la Caria, hoy en Turquía, san Acacio, mártir en tiempo del emperador Licinio († hacia el 308/311).

• En Milán, de la provincia de Liguria, actualmente en la Lombardía, región de Italia, santos Nazario y Celso, mártires, cuyos cuerpos fueron hallados por san Ambrosio († hacia el 395).

• En Troyes, ciudad de Francia, san Cameliano, obispo, discípulo y sucesor de san Lupo († s. VI).

• En Dol, ciudad de la Bretaña Menor, también en Francia, san Sansón, abad y obispo, que propagó en Domnonia el Evangelio y la disciplina monástica, que había aprendido en Gales del abad san Iltudo († hacia el año 565).

• En la región de Sodermanland, en Suecia, san Botvido, mártir, sueco de nacimiento y bautizado en Inglaterra, que estuvo trabajando en la evangelización de su patria hasta que un criado suyo, a quien él había liberado de la esclavitud, le asesinó († 1100).

• En Nishizaka, localidad de Nagasaki, en Japón, beato Miguel Kusuriya, mártir († 1633). 

• En Nam Dinh, de Tonquín, en Vietnam, san Melchor García Sampedro, obispo, de la Orden de Predicadores y mártir, encerrado primero por ser cristiano en una estrechísima cárcel, y después, por orden del emperador Tu Duc, materialmente despedazado († 1858).

• En Gabasa, en la provincia de Huesca, en Aragón, también en España, beatos Manuel Segura López, presbítero, y David Carlos Marañón, religioso, ambos de la Orden de los Clérigos Regulares de las Escuelas Pías, mártires en la misma persecución († 1936). 

• En Barcelona, también en España, beatos José Caselles Moncho y José Castell Camps, presbíteros de la Sociedad Salesiana y mártires, que, en la misma persecución contra la fe, merecieron a través del martirio alcanzar la gloria eterna († 1936). 

• En Ronda, provincia de Málaga, también en España, beatos Miguel Molina de la Torre y Pablo Caballero López, presbíteros, Honorio Hernández Martín y José Luis Hernández Medina, religiosos, todos de la Sociedad Salesiana y mártires, que fueron fusilados en la misma persecución contra la Iglesia († 1936). 

• En Madrid, también en España, beatos mártires Sabino Hernández Laso, presbítero de la Sociedad Salesiana, y Miguel Leíbar Garay, presbítero de la Compañía de María, que murieron como víctimas por Cristo en la misma persecución religiosa († 1936). 

• En la carretera Madrid-Valencia, también en España, beatos Pedro Alonso Fernández, Primitivo Sandín Miñambres, Lorenzo Arribas Palacio y Froilán Lanero Villadangos, presbíteros de la Orden de San Agustín y mártires, que, durante la persecución religiosa, consumaron su martirio fusilados junto a un muro en un cementerio por odio al sacerdocio († 1936). 

• En Fernán Caballero, en la provincia de Ciudad Real, en España, beato Jesús Aníbal Gómez Gómez, aspirante al sacerdocio en la Congregación de los Misioneros Hijos del Corazón Inmaculado de María y mártir, que, durante la persecución religiosa, habiendo venido de Colombia para estudiar teología, fue asesinado por odio a la fe y ofreció a Dios el sacrificio perfecto con el derramamiento de su sangre († 1936).

• En Griñón, en la provincia de Madrid, en España, beato Mario Félix Sousa (Manuel Jesús), natural de Santa María de Bouro, en el distrito de Braga, en Portugal, que, después de haber vivido varios años en Brasil, volvió a su patria e ingresó en la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y, habiendo sido destinado a esta comunidad, fue apresado y fusilado por los perseguidores de la Iglesia por odio a la fe († 1936). 

• En Tarragona, igualmente en España, san Santiago Hilario (Manuel) Barbal Cosán, religioso de los Hermanos de la Escuelas Cristianas, mártir, condenado a la pena capital por odio a la Iglesia en la mencionada persecución († 1936).

• En la ciudad de Bharananganam, en Kérala, en la India, santa Alfonsa de la Inmaculada Concepción (Ana) Muttathupadathu, virgen, que, para evitar que la obligasen a casarse, metió el pie en el fuego, y admitida en las Clarisas Malabarenses, vivió casi continuamente enferma ofreciendo su vida a Dios († 1946).

• En Santiago Atitlan, Sololá, Guatemala, beato Stanley Francis Rother, sacerdote diocesano, asesinado por odio a la fe († 1981).

(Del Martirologio Romano)

Anteriores

San Francisco de Borja

En Roma, san Francisco de Borja, presbítero, que, muerta su mujer, con quien había tenido ocho hijos, ingresó en la Compañía de

Santos Ángeles Custodios

Memoria de los santos Ángeles Custodios, que llamados ante todo a contemplar en la gloria el rostro del Señor, han recibido también

San Jerónimo

Memoria de san Jerónimo, presbítero y doctor de la Iglesia, que, nacido en Dalmacia, en la actual Croacia, estudió en Roma, cultivando