Santa Rosa de Lima

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

Santa Rosa, virgen, quien, todavía muy niña, destacó por su gran austeridad, y habiendo recibido en Lima, ciudad de Perú, el hábito de las Hermanas de la Tercera Orden Regular de Predicadores, se entregó a la penitencia y a la oración. Ardiendo en celo por la salvación de los pecadores y de los indígenas, por quienes deseaba dar su misma vida, se sometía de buena gana a toda clase de sufrimientos para ganarlos para Cristo. Su muerte tuvo lugar el día 24 de agosto († 1617).

Otros santos del día:

Conmemoración de san Zaqueo, obispo, que, según tradición, fue el cuarto sucesor de Santiago, hermano del Señor, en el gobierno de la Iglesia de Jerusalén († s. II).

En Roma, en el cementerio de San Lorenzo, en la vía Tiburtina, santos Abundio e Ireneo, mártires.

En Ostia del Tíber, en el Lacio, región de Italia, santos Ciriaco y Arquelao, mártires.

En Nove, de la Mesia Inferior, región de Italia, san Lupo mártir, que, según la tradición, alcanzó la libertad de Cristo al ser degollado.

En Egea, en Cilicia, hoy en Turquía, santos mártires Claudio, Asterio y Neón, hermanos, que, según tradición, acusados por su madrastra de ser cristianos, fueron decapitados en tiempo del emperador Diocleciano y del prefecto Lysias († 303).

En Autun, en la Galia Lugdunense, en la actual Francia, san Flaviano, obispo, que brilló en tiempos del rey Clodoveo († s. V/VI).

En Londonderry, en Hibernia, hoy Irlanda, san Eugenio, primer obispo de Ardstraw († s. VI).

En el monasterio de san Felipe Argiró, cerca de Locri, en la Calabria inferior, región de Italia, san Antonio de Gerace, eremita († s. X).

En una nave anclada frente a Rochefort, en la costa de Francia, beato Juan (Protasio) Bourdon, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos y mártir, que, encarcelado junto con varios sacerdotes en tiempo de la Revolución Francesa, procuró alivio a los compañeros de cautiverio, hasta que murió contagiado de la peste († 1794).

En la localidad de Tabernes de Valldigna, en la región de Valencia, en España, beatos mártires Constantino Carbonell Sempere, presbítero, Pedro Gelabert Amer y Raimundo Grimaltós Monllor, religiosos de la Compañía de Jesús, que sufrieron el martirio durante la persecución contra la fe († 1936).

Cerca de Vallbona, también en la región valenciana, en España, beatos mártires Florentino Pérez Romero, presbítero, y Urbano Gil Sáez, religioso, de los Religiosos Terciarios Capuchinos de la Virgen de los Dolores, que, en tiempo de la misma persecución, consumaron perfectamente la prueba por la fe († 1936).

En la población de Silla, en el mismo territorio, beato Juan María de la Cruz (Mariano) García Méndez, presbítero de la Congregación de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús y mártir, que, en la misma persecución contra la religión, conservó hasta la muerte la fe de Cristo († 1936).

En la localidad de Puzol, también cerca de Valencia, en España, beatas Rosaria (Petra María Victoria) Quintana Argos y Serafina (Manuela Justa) Fernández Ibero, vírgenes de la Tercera Orden de Capuchinas de la Sagrada Familia y mártires, que, en el furor de la misma persecución, alcanzaron la gracia del martirio († 1936).

En Valderobles, en la provincia de Teruel, en España, beatos Eliseo Vicente (Vicente) Alberich Lluch y Valerio Luis (Nicolás) Alberich Lluch, religiosos de la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y mártires, que fueron asesinados en la misma persecución contra la iglesia († 1936).

En el campo de concentración de Dachau, cerca de Munich, en Baviera, Alemania, beato Francisco Dachtera, presbítero y mártir. Polaco de nacionalidad, en tiempo de guerra, destrozado por las atrocidades realizadas por los médicos sin consideración alguna a la dignidad humana, murió por Cristo († 1944).

(Del Martirologio Romano)

Anteriores

San Froilán de León

En León, ciudad de Hispania, conmemoración de san Froilán, obispo, que primero fue eremita y después, ordenado obispo, evangelizó las regiones liberadas

San Francisco de Asís

Memoria de san Francisco, el cual, después de una juventud despreocupada, se convirtió a la vida evangélica en Asís, localidad de la

San Francisco de Borja

En Roma, san Francisco de Borja, presbítero, que, muerta su mujer, con quien había tenido ocho hijos, ingresó en la Compañía de

Santos Ángeles Custodios

Memoria de los santos Ángeles Custodios, que llamados ante todo a contemplar en la gloria el rostro del Señor, han recibido también