Levántate, no llores más, porque he venido a liberarte

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest
Levántate, no llores más, porque he venido a liberarte

A pesar de que nos empeñamos en hacer del viernes santo el día más largo de la historia, Dios rompe las ataduras de la muerte, y a través millones de actos de amor y solidaridad, va resucitando en cada momento, en cada instante en cada hombre y en cada mujer.

Así intento vivir la Pascua, y mi vida en general, observando la realidad donde habita Dios, traduciéndola y realizando pequeños actos de generosidad en medio de mis traiciones.

Soy padre de familia numerosa, y en este lapso de confinamiento estoy, como todos, un pelín «vuelto loco». El objetivo que me he marcado con ellos: crecer en responsabilidad. En una educación online la planificación y la autonomía son fundamentales. Les va a quedar para toda la vida. Con mi esposa Carmela estamos realizando más cosas juntos, desde ver una serie o hablar de los planes de vida cristiana.

En mi trabajo como conductor de la EMT lo que más me impacta es pasar una y otra vez por un centro de la ciudad completamente vacío. Con ello veo detrás miles de familias que han perdido su empleo o pequeños autónomos arruinados. Rezo para que renazca una nueva economía más humana.

De lo mejor: cuando dan las 8 de la tarde. Avanzar con el autobús por las calles entre aplausos, saludos y dándole al claxon es una pasada de complicidad con los vecinos.

En los grupos de vida de la parroquia Divina Pastora estamos organizando cositas por Zoom. Tenemos que saber de nuestros hermanos para que ninguno desfallezca o pase necesidad en este tiempo.

Antonio Jesús Sánchez Reina
Conductor de la EMT

Últimas publicaciones

Salgamos juntos y anunciemos la Alegría del Evangelio

IX Encuentro Interparroquial

El sábado 5 de noviembre vivimos, bajo el lema «Salgamos juntos y anunciemos la alegría del Evangelio», el IX Encuentro Interparroquial, en