El Papa pide rezar por los diáconos

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

 

En el vídeo del Papa del mes de mayo, Francisco pide a los católicos rezar por los diáconos, para que sean signo vivificante para toda la iglesia, siendo fieles al servicio de la palabra y de los pobres.

Los diáconos no son sacerdotes de segunda categoría, sino ministros eclesiásticos dedicados al servicio de Dios. El ministerio eclesiástico comprende tres grados: obispos, sacerdotes y diáconos. Todo sacerdote, antes de ser ordenado como tal, recibe la ordenación del diaconado. Pero no todos los diáconos llegan a ser sacerdotes. Desde los primeros tiempos de la Iglesia, hubo diáconos que asumieron funciones concretas de servicio a la comunidad cristiana. 

En la actualidad hay unos cuarenta y seis mil diáconos permanentes, repartidos por todo el mundo, que están casados y viven su vocación en familia y con la familia.   El espíritu que los define en su función es el servicio a los demás: asisten mediante el servicio de la palabra, el servicio de la liturgia y el servicio por los más pobres y desfavorecidos que, en palabras del Papa, “llevan en sí mismos el rostro de Cristo sufriente”. 

Anteriores

La vida después de la pandemia

  “La vida después de la pandemia” es el nuevo libro publicado por la Librería Editora Vaticana disponible gratuitamente en formato digital