Santa Margarita de Hungría

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

Nació en 1242 en Klis (en la actualidad, en Croacia). Fue hija del rey Bela IV, de Hungría. Sus padres la dedicaron a Dios para obtener la liberación de los tártaros y, niña aún, entró en el monasterio de monjas de la Orden de Predicadores e hizo profesión a los doce años y se entregó totalmente a Dios, dedicándose a imitar generosamente a Cristo crucificado. Fue propuesta para casarse con el rey Otakar II de Bohemia, pero no aceptó. Prefirió continuar con su vida espiritual y de oración intensa pues estaba entregada a Dios. Vivió muy pobremente. Distribuía a los pobres todo lo que le daba su hermano, el rey Esteban V de Hungría. En el monasterio escogía las tareas más humildes y penosas. Fue muy asceta, se propinaba mortificaciones corporales (como la flagelación), hasta donde la disciplina de la regla le permitía, para unirse más perfectamente a la Pasión de Cristo. Murió en 1271 y desde entonces fue venerada como santa.

Otros santos del día:

En Cartago, ciudad de África (hoy en Túnez), santos mártires Suceso, Pablo y Lucio, obispos, que participaron en un concilio celebrado en la ciudad y sufrieron el martirio en tiempo del emperador Decio († 259).

En Nicea, ciudad de la provincia romana de Bitinia (hoy Turquía), santos Cosconio, Zenón y Melanipo, mártires († s. III/IV).

Cerca de Foix, en la Galia Narbonese (hoy Francia), tránsito de san Volusiano, obispo de Tours, que, tras ser capturado por los godos, entregó su espíritu en el destierro († hacia el año 498).

En Roma, conmemoración de santa Prisca, nombre bajo el cual fue dedicada la basílica edificada en la colina del Aventino († antes del año 499).

En el monasterio de Lure, en Burgundia (hoy Francia), san Deicolo, abad, oriundo de Irlanda y discípulo de san Columbano, que fundó ese monasterio († s. VII).

En la ciudad de Ferrara, en la Emilia (hoy Italia), santa Beatriz de Este, monja, que, al morir su esposo, y renunciando a las obligaciones seculares, se consagró a Dios bajo la Regla de san Benito, en el monasterio que ella misma había fundado († hacia el año 1262).

En la ciudad de Cremona, en la Lombardía (hoy Italia), beato Facio, que, orfebre de profesión, dejo su ciudad natal de Verona y se trasladó a este lugar, llevando una vida penitente y dedicándose a ayudar a peregrinos y enfermos († 1272).

En el convento de Morbegno, en los Alpes (hoy en Italia), beato Andrés de Peschiera Grego, presbítero de la Orden de Predicadores, que andando visitó repetidas veces aquella región, donde vivía austeramente junto a los pobres y trataba de conciliar fraternalmente a todos († 1485).

En la ciudad de L’Aquila, en el Abruzo (hoy Italia), beata Cristina (Matías) Ciccarelli, virgen, de la Orden de San Agustín († 1543).

En la ciudad de Braunsberg, en Prusia (en la actual Polonia), beata Regina Protmann, virgen, que, llena de amor por los pobres, se entregó generosamente al servicio de los indigentes, fundando la Congregación de las Hermanas de Santa Catalina († 1613).

En Preuilly, en el Anjou, en Francia, beatas Felicidad Pricet, Mónica Pichery, Carola Lucas y Victoria Gusteau, mártires, que fueron fusiladas durante la Revolución Francesa por odio a la religión cristiana († 1794).

En la ciudad de Cassia, en Italia, beata María Teresa (María Juana) Fasce, abadesa del monasterio de la Orden de San Agustín, que supo unir la ascesis y la contemplación junto con obras de caridad hacia los peregrinos e indigentes († 1947).

(Del Martirologio Romano)

Anteriores

San Panteno de Alejandría

Conmemoración de san Panteno de Alejandría, varón apostólico, enriquecido con toda clase de sabiduría, conocedor en alto grado de la Palabra de

Santa María Goretti

Santa María Goretti, virgen y mártir, que, en una época infantil dura, donde se vio en la necesidad de ayudar a su

San Antonio María Zaccaría

San Antonio María Zaccaria, presbítero, fundador de la Congregación de los Clérigos Regulares de San Pablo o Barnabitas, para la reforma de

Santa Isabel de Portugal

Santa Isabel, reina de Portugal, admirable por su desvelo en conseguir que hiciesen las paces reyes enfrentados y por su caridad en