San Raimundo de Peñafort

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

San Raimundo de Peñafort fue presbítero de la Orden de Predicadores, eximio maestro en derecho canónico, que escribió de modo muy acertado sobre el sacramento de la penitencia. Elegido maestro general de la Orden, preparó la redacción de las nuevas Constituciones y, llegado a edad muy avanzada, se durmió en el Señor en la ciudad de Barcelona, en España.

Otros santos del día:

• En Melitene, ciudad de Armenia, hoy Malatya, en Turquía, san Polieuto, mártir, que, siendo soldado, a raíz del decreto del emperador Decio que obligaba a sacrificar a los dioses, rompió los ídolos, por lo cual fue cruelmente martirizado hasta ser degollado, recibiendo así el bautismo con su propia sangre († hacia el año 250).

• En la ciudad de Nicomedia, en Bitinia (hoy Izmit, en Turquía), pasión de san Luciano, presbítero de la Iglesia de Antioquía y mártir, el cual, ilustre por su doctrina y elocuencia, al ser llevado ante el tribunal, en medio de continuos interrogatorios acompañados de tormentos se mantuvo intrépido en confesarse cristiano († 312).

• En Passau, en la antigua provincia romana de Nórico (hoy en Baviera, en Alemania), san Valentín, obispo de la Retia († hacia el año 450).

• En Pavía, ciudad de la Liguria (hoy Italia), san Crispino, obispo († 467).

• En la ciudad de Coira, en la región de los helvecios (hoy Suiza), san Valentiniano, obispo, que con gran generosidad repartió limosnas entre los pobres, redimió a los cautivos y vistió a los desnudos († 548).

• En el monasterio de Solignac, en la región de Limoges, en Aquitania (hoy Francia), san Tilón, discípulo de san Eligio, que fue orfebre y monje († hacia el año 702).

• En Constantinopla (hoy Estambul, en Turquía), san Ciro, obispo, el cual, siendo monje en Paflagonia, fue elegido para ocupar la sede constantinopolitana, pero, depuesto luego de la misma, murió finalmente en el destierro († 714).

• En la ciudad de Cenomanum (hoy Le Mans), en el reino de los francos (hoy Francia), san Alderico, obispo, que se esforzó en promover el culto a Dios y a los santos († 856).

• En los bosques cercanos a Ringsted, en Dinamarca, san Canuto, apellidado Lavard, mártir, quien, hecho duque de Schleswig, ejerció el poder de modo justo y prudente, y favoreció la piedad de su pueblo. Murió asesinado por enemigos que rechazaban su autoridad († 1137).

• En Palermo, ciudad de Sicilia (hoy Italia), tránsito del beato Mateo Guimerá, obispo de Agrigento, de la Orden de los Hermanos Menores, propagador devoto del Santísimo Nombre de Jesús († 1451).

• En Suzute, ciudad del Japón, beato Ambrosio Fernández, mártir, que se dirigió a tierras de Oriente con fines de lucro, pero, convertido, ingresó en la Compañía de Jesús y, después de muchas privaciones, murió por Cristo en la cárcel († 1620).

• En la aldea An Bai, en Tonquín (hoy Vietnam del Norte), san José Tuân, mártir, el cual, padre de familia y agricultor, por arrodillarse y orar ante una cruz, negándose a pisotearla, fue degollado en tiempo del emperador Tu Duc († 1862).

• En la ciudad de Lieja, en Bélgica, beata María Teresa del Sagrado Corazón (Juana) Haze, virgen, fundadora de la Congregación de la Hijas de la Cruz, para atender a personas débiles y pobres († 1876).

(Del Martirologio Romano)

Anteriores

Santos Pedro y Pablo

Solemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo. Simón, hijo de Jonás y hermano de Andrés, fue el primero entre los discípulos

San Ireneo

Memoria de san Ireneo, obispo, que, como escribe san Jerónimo, de niño fue discípulo de san Policarpo de Esmirna y conservó con

San Cirilo de Alejandría

San Cirilo, obispo y doctor de la Iglesia, que, elegido para ocupar la sede de Alejandría, en Egipto, trabajó con empeño para

San Pelayo

En Córdoba, en la región española de Andalucía, san Pelayo, mártir, que, a los trece años, por querer conservar su fe en