San Gabriel de la Dolorosa

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

Nació en Asís en 1838 y le pusieron por nombre Francisco. Fue el undécimo de trece hermanos y su padre era un importante cargo público. Murió su madre cuando tenía 4 años y su padre le educó en la piedad, pues era un buen católico. Era un joven guapo, alegre, cariñoso, amante de las fiestas, bailarín, empedernido lector de novelas románticas y asiduo espectador del teatro. Vestía elegantemente y era el preferido de las chicas. En dos ocasiones, tras caer gravemente enfermo, prometió ser religioso si curaba, pero no lo cumplió. En una procesión mariana sintió la mirada de la Virgen que le decía que el mundo no era para él y que entrara en la vida religiosa. Eso fue el espaldarazo que le llevó a entrar en una orden muy estricta: los pasionistas. Hizo los votos tras el noviciado, cambiando su nombre de Francisco por el Gabriel de la Dolorosa. En Isola del Gran Sasso empezó a estudiar teología para ser sacerdote, pero no llegó a ser ordenado. Cayó enfermo de tuberculosis y murió, a los 23 años, en 1862. En su breve tiempo como religioso se caracterizó por su piedad, su infatigable vida de oración y penitencia y, de forma especial, por su amor a Cristo, a la Eucaristía y a la Virgen. Fue beatificado por san Pío X en 1908 y canonizado por Benedicto XV en 1920. Es copatrono de los jóvenes, estudiantes y seminaristas.

Otros santos del día:

Anteriores

Santos Pedro y Pablo

Solemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo. Simón, hijo de Jonás y hermano de Andrés, fue el primero entre los discípulos

San Ireneo

Memoria de san Ireneo, obispo, que, como escribe san Jerónimo, de niño fue discípulo de san Policarpo de Esmirna y conservó con

San Cirilo de Alejandría

San Cirilo, obispo y doctor de la Iglesia, que, elegido para ocupar la sede de Alejandría, en Egipto, trabajó con empeño para

San Pelayo

En Córdoba, en la región española de Andalucía, san Pelayo, mártir, que, a los trece años, por querer conservar su fe en