Crónica Coordinadora

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

En el pasado mes de noviembre fuimos convocados a la coordinadora general de ACG que tuvo lugar en Madrid, los días 9 y 10, bajo el lema “Bautizados y enviados”. Como representantes de cada sector fuimos Mónica (adultos), Rocío (jóvenes) y Regina (infancia).

El encuentro comenzó con una oración reflejando que “somos misión” allá donde vayamos. Con motivo del Mes Misionero Extraordinario para la presentación, los representantes de cada diócesis tenían asignado un color por cada continente, lo que nos sirvió para conocernos entre nosotros.
El resto de la mañana nos dividimos por sectores, pudiendo profundizar más en las realidades y actividades que se realizan en cada una de las diócesis, se plantearon nuevos proyectos y actividades que se concretaron en compromisos. Algunos de los puntos tratados por sectores fueron:

  • Adultos: parroquia fuente de la aldea, congreso de laicos, equipo de intercesores, qué nos dice el Papa hoy y los objetivos del cuatrienio para este curso.
  • Jóvenes: presentación y experimentación del itinerario de jóvenes “haciendo camino”, pascua joven, proyecto misionero, proyecto enlázate, campaña del cuatrienio “la cultura del encuentro” y objetivos de jóvenes.
  • Infancia: claves para el sector de infancia (apertura, protagonismo, formación integral e identidad), seguimos caminando en nuestras diócesis y objetivos para este cuatrienio.

Por la tarde, se hizo revisión del encuentro de Ávila, en el que expusimos nuestras experiencias y continuamos con el trabajo realizado en Ávila.   
Luego, nos divertimos todos juntos en una gymkana en la que el programa “laico manía” nos ayudaba a construir entre todos nuestra misión en la Iglesia.

A continuación, rezamos un rosario misionero haciendo presente las necesidades de cada continente.

Para finalizar el día, pudimos disfrutar de una cena de productos típicos de cada región y divertirnos con una velada “¡A lo locoo!”.

Al día siguiente comenzamos el día compartiendo una eucaristía. Tras la que nos volvimos a separar por sectores para concretar el trabajo a realizar en cada una de nuestras diócesis. Por último, se hizo una puesta en común de todo lo vivido y profundizado este fin de semana.

Para nosotras ha sido una experiencia maravillosa el poder compartir nuestras vivencias de fe y enriquecernos unos de otros. Damos las gracias por la confianza puesta en nosotras y estamos dispuestas a volver a representar a nuestros sectores en la próxima coordinadora.

Anteriores